El 25 de agosto del presente año, todos los amantes de la hamburguesa nos despertamos con lo que parecería una excelente idea y -por qué no- un gran movimiento de marketing, realizado por la gigante Burger King a su competencia directa, Mc Donald’s. Consistía en una propuesta, en la que BK invitaba a McD a unir sus fuerzas y crear la McWhopper, hamburguesa compuesta con los dos productos estrella de ambas cadenas de comida rápida: la Big Mac, de Mc Donald’s y la Whopper, de Burger King.

Para este fin, BK realizó una campaña de marketing en medios tradicionales y digitales, realmente sorprendente. Pautando desde en el New York Times, hasta lanzando una interactiva e ingeniosa página web, en la que, haciendo alusión a una propuesta de matrimonio, hacían la invitación a Mc Donald’s para realizar la unión de sus productos el 21 de septiembre del presente año, declarado como día de la paz. BK contó con el apoyo de Jeremy Gilley, fundador de Peace One Day, en la que invitaba a la multinacional, a unir fuerzas con su competencia, como muestra de paz.

Burger King propuso donar los uniformes, empaques y todo lo necesario para esta operación, a realizarse en Atlanta, el día antes mencionado. Mientras que los usuarios en las redes, emocionados por la posibilidad de que ambas cadenas se unieran, expresaban su emoción ante la idea.

La expectativa duró poco, ya que Mc Donald’s, mediante su cuenta de Facebook anunció que no aceptaba la invitación de su competidora, instándolos a realizar un esfuerzo mayor, para que la repercusión de la iniciativa sea global.

Captura de pantalla 2015-08-27 a la(s) 15.13.53

Muchos usuarios salieron decepcionados de la respuesta de Mc Donald’s y generaron una crisis de redes, por los comentarios negativos que enviaban en las plataformas. Burger King, en cambio, salió airoso de la situación. No se puede negar que fue una magistral jugada de parte del Rey de las Hamburguesas.